Una muerte cualquiera

Una noche cualquiera,

de un día cualquiera,

tomaré tu mano para

juntos entrar al

laberinto de lo incierto.

Y como dos extraños

que se extrañan,

avanzar sin miedo

hacia ese no-lugar del

final de nuestra vidas.

Y sólo allí soltaré tu mano

y tú soltarás la mía.

En esa muerte cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s