Promesa

Con ocasión de mi muerte,

llegaré a ti un segundo,

eterno en tu mirada,

y me sentirás como siempre,

en ese instante sereno;

y como una travesura,

me colaré en ti un ratito,

sólo lo justo y suficiente,

para nunca abandonarte.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s