Pregunta necesaria

Consejo:

Al menos una vez en la vida preguntarse, con las dos manos en el corazón, de manera precisa y necesaria: ¿Vivo la vida que quiero vivir?

Si la respuesta es sí, felicitaciones al afortunado.

Si es no, la puerta es ancha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s