Para siempre recordando

No sé cuándo, poco a poco, comencé a perder mi presente, a despertar día a día para el mañana. Como cuando ahora, junto a una hermosa piscina, rodeado de árboles frutales, parrones, paltos, limones, escribo plácidamente, y, por indicación de mi esposa, admiro un racimo solitario, trepado cinco metros entre ramas ajenas, inalcanzable al apetito … Sigue leyendo Para siempre recordando